27/11/10

Demasiado bueno para ser cierto....





Hace unos años recibí una llamada a mi celular. La misma fue supuestamente el resultado de una promoción de la cual había sido ganador. El premio, nada mas y nada menos que una SUV “jeepeta” ultimo modelo. Las palabras de la persona que me hablaba tenían tal sentido de persuasión que no fue difícil creerle. A esto se añade que para ese momento me encontraba en una gran necesidad de un medio de transporte. Tras varios minutos hablando con la persona representante de esta promoción tan inusual, me encontraba eligiendo el color de mi nueva SUV, y dando los detalles de la dirección de donde deseaba que la enviaran. Todo iba muy bien, me había levantado ese día sin medio de transporte y me iría a la cama de nuevo con una SUV ultimo modelo en la marquesina. “Demasiado bueno para ser cierto” no? pero por un momento mi mente aceptó y abrazó la idea, me veía a mi mismo disfrutando de un vehiculo 0kms nuevecito!!... hasta que algunos alrededor de mi sembraron la semilla de la duda y no cesaron hasta convencerme del engaño detrás de la llamada. Al rato, mi ilusión de conducir una SUV ultimo modelo se esfumó mientras colgaba la llamada dejando a un estafador muy astuto detrás del teléfono, librándome así de ser engañado por el.


Cosas como esta hacen de la frase “demasiado bueno para ser cierto” una realidad, no obstante parece que cuando se trata de beneficios materiales existe algo en nosotros que nos lleva a hacer caso omiso a esto y sencillamente nos impulsa a creer en la oferta. Si miramos el índice de estafas y hurtos que ocurren anualmente de esta forma, nos sorprenderíamos. Aun cuando decimos “demasiado bueno para ser cierto” con nuestras bocas, la codicia de nuestro corazón fácilmente nos desvía y podemos ser los próximos que se añaden a la lista de los estafados.


Pero, así como ante la oferta falsa de bienes y/o beneficios materiales aquí, fácil y ahora a cambio de poco, la cual muchas veces estamos dispuestos a abrazar, así también ante la mas verdadera y beneficiosa oferta que hombre alguno puede tener, existe una repulsión por parte de millares.


Es fácil creer que de la nada te has ganado el carro de tus sueños pero que distinta es la reacción ante la oferta que Dios ofrece en Jesucristo,


Religiosos e impíos por igual desprecian la oferta del evangelio.


Dios dice:

Buscad a Jehová mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano. Deje el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase a Jehová, el cual tendrá de él misericordia, y al Dios nuestro, el cual será amplio en perdonar, Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová. Isaías 55:6-8.


Mirad a mí, y sed salvos, todos los términos de la tierra, porque yo soy Dios, y no hay más. Isaías 45:22.


……Por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe. Efesios 2:8

Los religiosos responden: No!!!, demasiado bueno para ser cierto, demasiado fácil, salvación por gracia no!!!.. queremos ganárnosla, merecerla, pagarla, sudarla….

Los impíos responden: No, muy bueno para ser cierto, y otros,.. no, no lo necesito, estoy satisfecho!!

Dios se ha acercado al hombre, siendo este pecador y ha ofrecido un camino vivo y perfecto para salvarnos de nuestra miserable y perdida condición, Jesucristo, porque:

“De tal manera amó Dios al mundo que ha dado a su hijo unigénito, para que todo aquel que en el cree no se pierda mas tenga vida eternal”. Juan 3:16

De modo que: “que debo hacer para ser salvo? Cree en el Señor Jesucristo y serás salvo”. Hechos 16:30-31.

Somos pecadores, nos encontramos desarmados sin medio de transporte para llegar a Dios, nuestros pecados son muchos y nuestro corazón perverso, necesitamos un medio con urgencia, Dios llama hoy y te ofrece por pura gracia, sin merecerlo, un medio eficaz, pues Cristo padeció una sola vez por los pecados, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios. Cristo vino para dar vida y vida en abundancia, ninguna oferta en este mundo se asemeja a esta, es aquí donde “demasiado bueno para ser cierto” no aplica, la oferta esta hecha, la necesidad esta planteada, no hay estafa, no hay engaños, solo beneficios, Dios mismo!!

La rechazaras??